Publicidad
Lunes, 18 Noviembre 2019 08:47

CEC Entrevista a BLACK ISLANDS en EXCLUSIVA con motivo de su tercer trabajo 'PATIO DE LUCES'.

Escrito por  Publicado en Conciertos recomendados 2019-2020

Black Islands nos trae “Patio de Luces” y hablo de dicho trabajo con Manu. Y hablamos de eso, de “Patio de Luces”, pero también de honestidad,  de la industria musical, del amor por lo que hacen. Gracias por tu tiempo Manu y tus palabras a pesar de tener la voz cascada!!!


LA ENTREVISTA

CEC: “Patio de luces” es vuestro tercer trabajo. Se puede decir que habéis superado el segundo, que para mí, es el que decide si un grupo es flor de un día o de un tema, o hay una cierta consistencia. ¿Haber llega a este tercer trabajo os da una tranquilidad o una especie de afirmación propia, de que estáis haciendo las cosas bien?

BI: Creo que ya se puede hablar de una carrera. También es un logro mantenernos los cuatro juntos durante tres trabajos y un EP. Se puede hablar un poco de una reafirmación del sonido de la banda, que es lo que buscábamos al contar con la figura de Paco Loco. Porque buscamos la figura del productor artístico, que es algo que quizás con un primer disco no te atreves a hacer. Con este tercer disco queríamos jugar con las canciones, llevarlas a un punto que teníamos en la cabeza y para eso necesitábamos esa figura que te he comentado.

CEC: Entiendo que para vosotros haber trabajado con Paco Loco es toda una experiencia.

BI: De por si es una experiencia trabajar con Paco, porque es un productor muy intenso y lucido. Era la forma que queríamos grabar, dejarnos llevar por el estudio. Conocíamos su equipo, el estudio, como trabajaba y teníamos que trasladarnos allí,  a Cádiz, era indispensable.


 

CEC: Es el tercer trabajo, pero sólo ha pasado un año desde “Disco Nuevo”. No es habitual, al menos que te dediques a sacar sencillos sueltos, que haya un descanso tan corto entre trabajos. ¿A qué ha obedecido que no os hayáis dado más tiempo de relax creativo y estudio?

BI: Honestamente es porque el año pasado sufrimos un retraso, en la edición de “Disco Nuevo”, porque tuvimos un contrato que al final no se materializó, nos mantuvo durante todo el verano parado. Eso nos supuso hablar con Mama Vynila para editar el disco con 5 meses de retraso. Y mientras esperábamos todo lo que supone la edición del disco, los tiempos burocráticos, pensamos “o nos poníamos a componer canciones o nos comían los nervios y el estrés”.  Y a principios de año, estábamos a punto de presentar un nuevo disco, salir de gira y ya habíamos cerrado fecha para otro disco al cabo de 6 meses. Por eso la espera ha sido tan corta.

CEC: Hablando de “Patio de Luces”, da la sensación que habéis subido un pelín la intensidad. En “Disco Nuevo” habían temas que por el ritmo podían ser más comerciales, más de emisora, tipo “Exilio de amor” y “Juventud perdida”.  ¿Sois conscientes de ello? 

BI: Somos conscientes en el momento en que la gente comienza a decírnoslo.  Yo pensaba que las canciones en el fondo tienen una estructura quizás más pop de lo habitual. Porque el anterior disco quizás era un  poco más punk, más directo. Puede que el revestimiento sonoro que queríamos experimentar, el tratamiento de cajas, guitarra y voces, haga que parezca eso. Las canciones dictan y mandan y si la canción te pide un sonido más duro pues adelante, si te lo pide más pop, pues adelante.  “Patio de Luces” está muy polarizado, hay canciones un poco más pop, con tratamiento más suave. 

CEC:  Lo que comentabas antes, dejarse llevar, sin tener una idea preconcebida

BI: Siempre, siempre, desde que empezamos, lo que nos mandan son las canciones. No queremos anclarnos a ninguna etiqueta, de hecho nos dan bastante miedo. 

CEC: Me comentas que os asustan las etiquetas. Pero el hecho de ir cambiando un poco el estilo, de cara a vuestros fans ¿no hay un poco de descoloque? ¿Hay riesgo de que pueda gustarles o que piensen “esto no es lo que esperaba” y perder un poco su fidelidad?

BI: Es algo que nos hemos llegado a plantear alguna vez. . Nosotros nos editamos los discos y llevamos el control artístico de todo. No estamos en una discográfica fuerte, con  ventas millonarias, que ha invertido dinero en nosotros. Entonces no nos debemos a nadie. Nos planteamos todo como una aventura musical, algo que nos deje sentir realizados. Vamos haciendo camino y no sabemos cómo va a sonar el siguiente disco realmente. Si más duro, más blando, más experimental o más acústico. Funcionamos mucho por instinto. 

CEC: “Patio de Luces”  no tiene un segundo de respiro, no es un disco ideal para escuchar en un sofá. ¿Entiendo que cuando hacéis las canciones, sois conscientes de que su poderío  está sobre un escenario y las trabajáis pensando en eso cuando las componéis?

BI: Si, las canciones son creadas en el local y nuestra zona de confort es el escenario. Los temas son mucho mejores en directo que en el disco. Somos conscientes de eso, si te das cuenta la duración de los discos duran unos 32 minutos. A lo mejor un disco hard rock de una hora, sería un poco pesado. Quizás si empezáramos a bajar  la dinámica, los discos serían un poco más largos, para que la gente pudiera disfrutarlos de otra forma. Nuestros temas son como chutes, intensos, un poco la experiencia que queremos trasladar en directo.

CEC: Vuestros temas no hablan del amor, lo hacen sobre lo que viene después, cuando el amor se ha largado. Veo mucha bilis, menos azúcar, más mala leche. ¿Es cojonuda la mala leche a la hora de componer? 

BI: Como te he dicho funcionamos por reacción. Las letras que trae Javi, que es el letrista y compositor principal siempre acaban estableciendo un discurso y un debate posterior en la banda. A lo mejor comentamos un tema que nos afecta y nos interesa, le damos vueltas y acaba reflejado en una letra. No son personales, sino que se basan en conversaciones, experiencias en lo que vivimos. Nos parecería un  poco sonrojante hablar de algo que no sentimos o suena mucho a cliché. Un logro que tenemos en la banda son las letras de Javi, que son interesantes.

CEC: En “Enemigo mío” habláis sin nombrar a nadie a un cantante italiano. Y luego, más adelante habláis de Franco Battiato, pero la verdad, no os veo haciendo baladas…

BI: Lo has hilado bien. 

CEC: Me encanta la ironía esa, habláis un poco de Franco Battiato. Yo doy por hecho de que tu Manu, con 14 años, no escuchabas a Eros Ramazzotti precisamente.

BI: Claro, exacto. Franco Battiato es un gran artista. Lo que me has dicho antes sobre “Enemigo mío” y Franco Battiato es muy acertado. Porque a Javi le gustaba mucho el programa “Flor de Pasión” de Juan de Pablos.  Y ya sabes la querencia que tenía por ese tipo de artistas. Javi jugó con esto, las dos letras tienen que ver en este sentido. 

CEC: Cerráis el trabajo con “Disco Pub”, que es el tema más experimental. 6  minutos, duratne 3 nos tenéis engañados con el estilo que suena, luego os quitáis la careta. Encima tenéis una especie de orgasmo musical en el tramo final que es donde instrumentalmente lo dais todo. ¿Cerrarlo con este tema obedece a algo?

BI: Grabar este tema, era una asignatura pendiente.  Es una canción que tocamos en directo desde el primer disco y siempre acabamos con ella. Que depende el estado en el que estemos puede durar 5 minutos, como puede durar 20. Según el tiempo que tengamos , el público y todo. Nos dejamos llevar por ella. Y  nunca conseguíamos en el estudio captar la intensidad y el rollo. Se lo comentamos a Paco y nos sugirió comenzarla desnuda y lenta. La canción no era lenta, ese comienzo fue ideado en el estudio. Estamos muy contentos, es una forma de trabajar que me gusta mucho, entrar con una idea y al cabo de dos horas decir “ostras mira lo que hemos hecho”. 

 CEC: A excepción de “Disco Pub” , los temas son bastante cortos, 30 y pico minutos 10 temas. Vamos, que  lo vuestro al menos en estudio, no es alargar una historia con virguerías, vais por faena.

BI:  Lo de la duración , no es que tengamos obsesión, pero nos preocupa mucho lo que sobra en un disco. Yo creo que la gente hoy en día no tiene tiempo  para escuchar música, por desgracia o por lo que sea. Me preocupa mucho que una canción no funcione a nivel estructural, por eso siempre andamos cortando por aquí y por allá todo lo sobrante, toda la paja. Quizás por eso las canciones salen así. Yo soy muy fan de la música pop, de grupos como “The Smiths”, “The Cure”, con  esas canciones perfectas de dos minutos y medio , cuarenta y cinco. 

CEC: Me acabas de decir que te daba la sensación de que la gente ya no escucha música, que no tiene paciencia. Ahora la gente escucha, dos-tres temas y ya está. ¿Por qué se ha perdido el escuchar un disco entero del inicio hasta el final?

BI: No sé, son formas de consumir el ocio. Ahora hay más diversidad que nunca, las plataformas de streaming. La música ya no es el componente principal. Antes ibas a un concierto por varios motivos, querías ver a la banda, sorprenderte, no había oportunidades de ocio y querías conocer gente. Ahora tienes Facebook, Instagram, tienes Netflix. Todo ha cambiado en la forma de consumir el ocio. Hay mucha gente que no escucha discos, no los compra, sólo escucha los singles de Spotify. Yo sigo disfrutando de escuchar un disco. Antes era mucho más romántico. La música es una industria que está muriendo y necesita una transformación. Las discográficas se han enquilosado en un negocio antiguo y no se han reconvertido bien. 

CEC: Yo veo, como consumidor de música, que hay un exceso de música. Entro en Spotify  y si tuviera que escuchar todo lo que sale cada día no tendría horas al día.

BI: Eso es perjudicial, no la asimilas. Es que es como un arma de doble filo. No tenemos tiempo para escuchar los discos. Hay discos que todos tenemos que son clásicos, que hemos intentado escuchar, que son difíciles y nos han acabado gustando. Lo acabas amando, como un libro o una película difícil. Pero ahora la gente ya no tiene tiempo para escuchar un disco espeso, que requiera muchas escuchas. Creo que esto las bandas lo tienen asimilado y su forma de trabajar ha cambiado. Ahora nadie se gasta miles y miles de euros si al final lo vas a acabar escuchando en un Ipod mientras vas corriendo, eso no es música. También por ejemplo, ahora no triunfaría, ni nadie escucharía “Dog man Star” de Suede. Tiene  muchas intros, interludios, es difícil de escuchar…

CEC: Hoy en día nadie sacaría un triple disco.

BI: Exacto. La duración es otro tema, ¿quién se atreve? Las bandas en el fondo son poco honestas en ese sentido. Se nota en la forma de grabar, escuchas las canciones y dices “esto huele a que estés intentando”. ¿No tienes esa sensación?

CEC: Yo tengo la sensación de que hay mucho precocinado, por decirlo de alguna manera.

BI: Exacto, atendiendo a las fórmulas que funcionan. Tienes que enganchar con el ritmo de 5 segundos, tienes que entrar ya.  Mira Paco nos decía cuando estábamos terminando las mezclas “mirad esto es bocatto di cardinale, este disco es fantástico, pero no os vais a comer una mierda”.

CEC:  ¿Pero esto como músico fastidia? Ver a un cantante X, que pienses esto es precocinado total y que arrase en listas, llene con un solo disco un recinto. ¿No fastidia? 

BI: Creo que  no es bueno pensar en los demás. Todos al principio lo hacemos, estamos envenenados en plan “esta mierda está petando, tienen dinero,  nosotros aquí..”. Pero tienes que hacer una reflexión, que lo que tú quieras hacer dependerá de ti. Nosotros sabemos componer una canción, si quisiéramos hacer algo comercial lo haríamos. Pero no queremos. Tú éxito dependerá de las decisiones que tomes. Nosotros hemos seguido un camino y somos felices haciendo buenos discos. 

CEC: Entonces si yo tuviera que poner un titular de Black Island, sería “Los músicos que anteponen la creatividad a lo comercial”. Que no es lo que vaya a poner, pero si alguien os pregunta “he mirado vuestra carrera, Paco Loco os ha dicho esto”.

BI: Mira, nosotros queríamos grabar con Santi García, nos dejamos una pasta, el segundo disco repetimos con él, ahora trabajamos con Paco. No somos un grupo que venda miles de copias, pero nos interesa el disco que queda en la posteridad. Cuando te concentras en eso disfrutas más. Sólo me interesa hacer discos buenos, en cuanto el éxito, creo que los cuatro del grupo hemos hecho el pensamiento de que quizás no nos interesa llegar a más porque no seríamos capaces de conciliarlo con nuestra vida privada. 

CEC: Antes te comentaba lo del poderío que alcanzaban vuestros temas encima del escenario.  Hablando de escenarios, veo que habéis cerrado algunas fechas para el tramo final de 2019. A nivel de salas ¿cómo se presenta el 2020?

BI: Pues espero que bien. Estamos cerrando fechas y tenemos cubierto gran parte de comienzos de año. Las fechas de Enero. Ahora en noviembre tocamos en la Sala Vol el 22 y el 13 de diciembre en Sant Boi en el Teatre. Luego hasta comienzos de enero ya no tocaremos.

CEC: Antes me has comentado la razón de dos discos en dos años, que  no queríais estar parados. 2020, ¿nuevo material o esta vez si os tomareis un respiro?

BI: Bueno, quien sabe. Este fin de semana estuvimos hablando de hacer alguna cosa. Nos comen las ganas de trabajar, estamos como en racha creativa. Dependerá un poco de las fechas, de como estemos tocando. Por nosotros si surge la posibilidad siempre estaremos dispuestas a entrar a grabar. Perpetuar las canciones, plasmarlas en un vinilo.

Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios